¿Cómo combina Nadine Ghosn con energía la alta joyería y la cultura pop?

in

Nadine Ghosn, diseñadora de origen americano-libanés, lleva desde 2016 insuflando un soplo de aire fresco en el prestigioso sector de la alta joyería. Adoptada al principio por Nigo y Beyoncé, sus joyas preciosas y poco convencionales siguen teniendo eco con su última colección lúdica «Building Blocks».

Crédito de la foto: HANNAH SIDER Forbes

Recordad. Sus anillos «hamburguesa» de varios quilates dieron la vuelta al mundo. Su collar de diamantes «Can you hear me?», que representa nuestros queridos auriculares, ha sido validado por Karl Lagerfeld. En Francia, sus creaciones las distribuía el que fuera el templo de la vanguardia, Colette, antes de llegar a Le Bon Marché. Recordamos especialmente su versión del anillo de compromiso: ultra pop-art y con el grabado «Sí, quiero». Pero también su colección inspirada en su infancia en Japón: dijes en forma de sushi, de edamame o de tempura. Han pasado unos años, y Nadine Ghosn sigue siendo igual de intrépida. La diseñadora, que estudió arte y economía en la Universidad de Stanford y luego dio sus primeros pasos en Hermès, sabe lo que quiere.

Lo que no estaba previsto era el impacto de un asunto familiar muy mediatizado (Carlos Ghosn) y una pandemia que ha puesto a prueba a todo el mundo. Nadine Ghosn tiene ahora 30 años y necesitaba un cambio. Su última colección «Building Blocks», inspirada en la famosa marca de juguetes Lego, es un buen ejemplo de ello. Con la necesidad de encontrar un futuro mejor en una época más que incierta para todos, la diseñadora ha presentado una serie de anillos alegres y lúdicos. Adornados con diamantes, ágatas, jades o zafiros, las joyas de creación artesanal se han ganado los elogios de la prensa internacional. Otras joyas completarán pronto la colección (dijes, colgantes, pulseras) y seducirán sin duda a los más intrépidos (y a los que, seamos sinceros, puedan permitírselo).

Noel Fielding: una increíble colaboración con Fendi

#HowToStyle: Aminé en 10 looks