MSCHF: ¿genio artístico o negocio?

in

Al crear eventos en torno a productos cada más «WTF», la marca MSCHF revoluciona los códigos establecidos de la moda y del e-commerce.

El pasado mes de febrero de 2021, el colectivo artístico neoyorkino monopolizó la actualidad de las webs de moda más punteras: recortaron los preciosos bolsos Birkin de Hermès e hicieron con ellos sandalias Birkenstock, las cuales vendieron por hasta 76 000 dólares/unidad. La empresa MSCHF puso nerviosos a los fashionistas e indignó a los puristas, quienes no podían entender cómo se podía desacralizar esa pieza icónica de marroquinería.

Situada en la encrucijada entre la moda y una «performance» de arte contemporáneo, MSCHF crea el evento con un drop tras otro: entre sus proezas, encontramos un par de Nike con suelas rellenas de agua bendita que causó furor entre los «sneakers addicts», así como camisetas de coleccionista y un patchwork que reunía varias piezas, también de coleccionista, firmadas por Off White, Kith, Stussy y Supreme.

¿Cuál es la concepto? El «caos estructurado», según las propias palabras de su CEO, Gabriel Whaley: «¿Qué tipo de marca somos? No lo sé, declaraba recientemente en Business Insider. El hecho de ser una empresa identificable mata la magia. Intentamos hacer cosas que el mundo de la moda no pueda definir».

Con cada producto que ofrecen, una miniweb nos sumerge en el universo delirante de MSCHF. ¿La última locura hasta la fecha? Un espray corporal de la marca «mainstream» Axe dentro de un packaging elegante que recupera los códigos del famoso número 5 de Chanel. Este crossover insólito y lleno de ironía funcionó a la perfección: el artículo se agotó en unas pocas horas.

¿Deriva de la fast fashion o happening militante?

¿Deriva significativa de un mundo de la moda cada vez más excesivo o vuelta a las creaciones excepcionales para frenar el fenómeno de la fast fashion? Las opiniones son divergentes. Al parodiar los modos de consumo y buscar incesantemente la exclusividad que afecta a la industria, la marca satisface los deseos de los millenials, siempre generosos con los dobles sentidos y grandes amantes de la ironía.

¿Y la guinda del pastel? La cuenta de Instagram de la marca cuenta con más de 25 000 seguidores fieles. Esta solo muestra una foto (la del último drop de la web de MSCHF) y una biografía lapidaria: «Do not follow us».

YURENA DE LA ROSA, FUNKY Y ESTILO

Hot drop: las Converse Chuck Taylor ilustradas de Millie Bobby Brown