Nos encanta la marca sostenible canadiense Fyoocher

in

Fyoocher es más que una marca de ropa. Es sobre todo un movimiento, bien arraigado en la nueva generación consciente de su impacto medioambiental, la que milita en favor de los circuitos cortos. La marca Slow Fashion de Vancouver, lanzada por la diseñadora Jamie Dawes y su socio Tom Robinson, ya cuenta con todos los elementos para construir un futuro saludable.

«Como clientes, podemos cambiar el sector con cada compra, pero primero tienen que hacer el cambio los que fabrican la ropa», dice la fundadora Jamie Dawes. Su marca Fyoocher nació en 2020, en plena crisis sanitaria. El peor momento para emprender un negocio. Pero sus convicciones y su estrategia son firmes: la marca se dirigirá a quienes quieran consumir menos, pero consumir mejor. ¿Cuál es su misión? Reducir los residuos textiles. Por ello, sus piezas se producen íntegramente en la Columbia Británica.

Todo el mundo tiene un papel que desempeñar en la crisis climática y Jamie lo sabe. Para ampliar su campo de posibilidades, llama a diferentes puertas. Sus telas proceden de tiendas de segunda mano, de fines de serie de grandes casas o de retales de fabricantes locales. Y por qué no aprovechar también algunos negocios locales que donan materiales no convencionales que van a tirarse a la basura. La creatividad hará seguramente el resto. El pasado mes de marzo, la marca también se lanzó al mundo de las colaboraciones. Como no podía ser de otra manera, se une a otra marca sostenible de Vancouver llamada Tapes. Juntos, crean un magnífico y llamativo trench outdoor, fabricado a partir de una cometa usada.

Lejos de descuidar la estética, el ADN deliciosamente retro y sin género de Fyoocher se expresa a través de prendas fuertes impresas. Este saber hacer en materia de corte y diseño se demuestra en cada drop, como lo demuestran los numerosos artículos «agotados» que aparecen en su tienda on-line. Algunas piezas son únicas, mientras que otras se hacen por encargo en solo dos o tres ejemplares, según los materiales disponibles. Y si la base de la pirámide es la sostenibilidad, se une a la noción de individualidad y originalidad: un trío ganador que reinventa el futuro de la moda.

Porn y «green», Pornhub lanza un canal de consejos ecorresponsables

LAS ZAPATILLAS FAVORITAS DE RAFA MÉNDEZ