Por qué el álbum póstumo de Mac Miller podría ser su mejor proyecto

in

Su muerte nos llenó de tristeza, toda la industria musical y especialmente del público del rap, coinciden en la grandeza del artista.

Malcolm James McCornick alias Mac Miller falleció el 7 de septiembre de 2018 a los 26 años. El nativo de Pittsburgh, Pensilvania, y un músico autodidacta, se había hecho notar cuando se estrenó a los 18 años con canciones como Nikes on my feet o Donald Trump. Sin perder tiempo sacará Blue Side Park, un álbum en el que ya impresiona por su facilidad desenfadada y su increíble capacidad de adaptación a todo tipo de ritmos.
En su música, Miller transpone – a menudo de manera muy fiel – su estado de ánimo del momento. Muy sensible, el más mínimo de sus sentimientos parece tomar las riendas, se vuelve incontrolable, se exacerba en sus canciones. Lógicamente, el rapero habla de amor, y mucho. El álbum The Divine Feminine se inspira en la felicidad de su relación amorosa con Ariana Grande, el último álbum Swimming será el álbum de la ruptura, la reconexión consigo mismo y quizás su proyecto más logrado. Tal vez por eso esperábamos ansiosos la publicación de Circles, su álbum póstumo que ve la luz hoy. Mac Miller nos dejó con una sensación ambiciosa, pensábamos que estaba a apenas unos pasos de alcanzar la cumbre de su arte. Swimming rezumaba sinceridad, nos conmovió su humildad ante las dudas, miedos y paradojas que asaltaban al artista… Un camino sembrado de obstáculos tan deprimentes como estimulantes para la escritura.

Good news, noticias de Dios

Good News es el primer sencillo de este álbum. Para este single, el equipo de Mac Miller ha realizado un clip fiel a cómo era el artista: soñador y conmovedor. Es una sensación extraña ver cómo arranca el video con imágenes del rapero en el estudio: una forma de hacer que perdure tanto su música como su energía. Lo encontramos al final, con una sonrisa infantil en el rostro del hombre tatuado, filmado embelesado con una melodía “Miller Style”, unas pocas notas de piano que pueden denotar una tras otra las mayores alegrías y la tristeza más profunda. Este primer tema nos sube a bordo: un melancólico paseo por los diferentes fantaseos de Mac, como para hacernos creer que este álbum nos permitirá sin duda seguir viajando por su universo.

50 años de la Superstar de Adidas Originals

Espíritu San Valentín: El regalo perfecto, seguro