¿Quién era Kenzo Takada, fundador de Kenzo, que falleció víctima de la enfermedad Covid-19?

in

Kenzo Takada fue el primer diseñador de moda japonés que tuvo éxito en Francia. El fundador de la casa de moda Kenzo, que vivió en París durante cincuenta y seis años, nos dejó el pasado domingo 4 de octubre como consecuencia de la Covid-19. Tenía 81 años.

Un creativo poético y luminoso

En un momento en que la Semana de la Moda de París está en pleno apogeo y apenas unos días después de que el 30 de septiembre se celebrara el desfile de Kenzo bajo la dirección de Felipe Oliveira Baptista, el fundador de la casa de moda, Kenzo Takada, se apagó. Un creativo colosal, se mudó a Francia a los 26 años, en 1965, tras haberse graduado en el Bunka Fashion College y después de un mes de viaje en barco.

En aquella época su ídolo era Yves Saint Laurent, a quien citaba como el hombre que le había inspirado el deseo de realizarse como creador de moda cuando tenía tan solo 14 años. La capital de la moda le abrió gradualmente sus puertas mientras deambulaba por los rastros y el Mercado Saint Pierre, vendiendo muchos de sus diseños a casas de moda como Courrèges. Cinco años después, abrió su primera boutique en Passage Vivienne en París, llamada Jungle Jap, en la que ofreció su primera colección de prendas amplias, cómodas, con cortes atrevidos y sorprendentes combinaciones de colores.

Las flores, y las plantas en general, poco a poco se hacen un hueco en el corazón de su ADN. En 1971 rebautizó su marca con el nombre Kenzo, que le pareció más gráfico y contundente. Su optimismo, su ingenuidad y su alegría estarán presentes a lo largo de toda su carrera. Juegos de superposiciones, prendas con volantes, kimonos sobredimensionados, todo ello adornado con fabulosos estampados vegetales: todas sus prendas han marcado en gran medida los años 1970. También recordamos la audacia de Takada durante sus eventos: un Pont Neuf en flor para el primer día del verano, un campo de amapolas en la explanada del Centro Pompidou o maniquíes a lomos de caballos blancos. Sus creaciones espontáneas, que iban en contra de las tendencias, fueron muy apreciadas por Jerry Hall y Grace Jones.

Un amante de la diversidad

Durante 30 años, los orígenes japoneses de Kenzo Takada se vislumbraron en sus creaciones, pero también buscó influencias africanas, eslavas, indias y muchas más. De hecho, su viaje iniciático que lo llevó a Francia, ha desempeñado un papel clave en la identidad de su marca. «Al principio, no pensé en asociar este viaje con la moda. Las culturas que descubrí durante mi paso por Djibouti y mi estancia en África se transformaron en inspiraciones solo al cabo de unos pocos años. Tenía una imagen muy parisina de la moda y nunca reflexioné sobre la dimensión étnica de la moda. Cuando saqué mis primeras colecciones, el lado étnico salió de los recuerdos de este viaje. Me ayudó mucho», comentó.

En 1993, el diseñador vendió su marca al grupo LVMH y dejó la casa de moda en 1999 para dedicarse al diseño de interiores y la pintura, sus otras grandes pasiones. Kenzo Takada es, por último, quien dio voz a muchos creadores japoneses que conocemos hoy en día: desde Yohji Yamamoto hasta Issey Miyake pasando por Rei Kawakubo o Chitose Abe… y su nombre permanecerá grabado del mismo modo que su oda a las flores y al multiculturalismo.

STEFYMADNESS Y SU TOP 3: CLÁSICAS, SENCILLAS Y DURADERAS

Kulture, la hija de Cardi B y Offset, ha aterrizado en Instagram